Cambiar el mundo

La mayoría de personas pasamos por la etapa en la que no nos gusta cómo vemos el mundo. Nosotros la pasamos, después de “la etapa rosa” llega esta; la etapa donde solo ves las injusticias del mundo, lo feo que resultan muchos gestos y acciones, sientes mucha impotencia por no poder cambiarlo todo.

Cada uno de nosotros creamos nuestro propio mundo, y ese mundo se reafirma con lo que vemos en el exterior y eso que vemos en el exterior ayuda a la mente a seguir con ese tipo de pensamiento. Es todo un ciclo que se va reforzando cada vez más.

¿Cómo empezar el cambio?

Si MIRAS, la primera mirada te dirá que cambies el mundo, es lo más obvio, lo que ves de forma más rápida. ¡Cámbialo! Aunque eso es lo que llevas haciendo todo este tiempo, cambiando de lugar, de cuerpo, de amigos… Sin darte cuenta de que sigues siendo el mismo y siendo igual. Es muy fácil huir, decir: “Me voy de aquí, voy a hacer un retiro de todo el stress cotidiano.” Huir del mundo, qué fácil es.  En otro lugar volverá a ocurrirte lo mismo, volverás a crear otro mundo, quizá ahora en miniatura, pero lo mismo. Si tú sigues siendo el mismo, ¿cómo vas a crear algo diferente?

Una COMPRENSIÓN más profunda, te hace ver que el cambio no está ahí fuera, lo tienes en ti mismo, en el momento en el que cambias tú, la visión del mundo se torna diferente.

Sé el cambio que quieres ver en el mundo.

 

Sigue creciendo.

Namasté.

Leave a Reply