La ley de la atracción: Optimismo

La vida de muchos se divide en una serie de eventos que los estimulan a seguir adelante para conseguir sus sueños y mantenerse firmes en su propósito de alcanzar determinados objetivos.

Pero hay quienes también creen que la vida se trata de un balance de energías, el cual de vez en cuando nos presenta una serie de obstáculos que desmejoran nuestro ánimo de ganas de seguir adelante.

Para muchos especialistas en psicoanálisis, el optimismo es quizá una de las principales claves para que un individuo tenga éxito personal en los diversos ámbitos en los que se desempeñe.

Aseguran que quien es optimista tiene en sus manos una visión súper clara de lo que quiere, además de que puede tener una vida más sana y más comprometida con sus metas.

Quien sucumbe ante el pesimismo nubla sus posibilidades, descarta su visión clara de vida y vive quejándose en vez de ocuparse de cómo resolver o aceptar algunos problemas que pueden terminar no siendo tan graves o ni siquiera serlo.

Queremos ofrecerte una pequeña guía para que aprendas a ser más optimista, y en consecuencia más feliz en un momento en el que de repente te abrumen los problemas del mundo pero es necesario avanzar.

Trabaja tu mentalidad: Si tu mente no cambia, nada lo hará. Cree en ti mismo y en tus posibilidades de lograr las cosas para que todo el enfoque cambie. Esa es la principal clave del éxito.

Sé el dueño de tu vida: En nuestro camino aparecerán personas con diversos criterios e ideas, cosa que es natural y que no necesariamente concordarán con lo que pensamos. Esto quiere decir que no dejes que los pensamientos de otros te hundan o te obliguen a actuar como ellos quieran.

Sé honesto contigo mismo: Mientras seas transparente y fiel en lo que haces,  no tendrás que esconderte de nadie. Esto le dará paz a tu alma y coherencia a tu vida.

Cree en los demás: Aprende a descubrir la bondad de otros y mantente cerca de las personas que sean influencias positivas en tu vida.

Nunca te rindas: Ser optimista no te debe hacer ciego ante los problemas. Solo es cuestión de afrontarlos, aceptarlos y actuar para hacer algo al respecto.

Acepta los fracasos: Los fracasos se convierten en aprendizaje y es algo con lo que debes aprender a lidiar en la vida. No te sientas mal, aprovecha lo positivo de cada fracaso y sigue adelante.

¿En qué nos beneficia ser optimistas?

Ser optimistas nos ayuda a mejorar nuestra salud porque mantiene a nuestro cuerpo y cerebro sintonizados con lo positivo, lo cual reduce el estrés en nuestro organismo.

Pensando de manera positiva mantienes lejos un montón de enfermedades asociadas a la mente y al organismo.

Si eres optimista tendrás mejores relaciones interpersonales, una carrera profesional exitosa y un futuro mejor.

En definitiva, no podemos enfrascarnos en lo negativo y vivir pensando en ello para siempre. El optimismo nos ayuda a salir adelante y a ser mejores personas, que aprovechan más su potencial y lo que son capaces de ofrecer.

 

Sigue creciendo.

Namasté.

 

Dejar un comentario